Envían a una periodista a barrer las calles como castigo


En diciembre de 2019 tras el cambio de gobierno en Recreo, la periodista Bibiana Sayavedra quien desde hace varios años se desempeña como trabajadora en ese municipio fue enviada a limpiar los baños en la terminal de ómnibus y posteriormente cesanteada junto a otros empleados a través de un decreto firmado por el intendente, Luis Polti.

En aquel entonces, el gremio de ATE tomó participación en el conflicto y decidió patrocinar a los cesanteados mediante un amparo presentado en la Corte de Justicia.

En diciembre del 2020 el máximo tribunal de Justicia local emitió la sentencia definitiva 41 declarando la nulidad del decreto de Polti y ordenándole que en el plazo de 10 días reincorpore a cada uno de los cesanteados en las categorías que detentaban. El Intendente no aceptó la resolución de la Corte y, a través del área legal de la comuna, presentó un recurso extraordinario. En septiembre del año pasado, la sala del máximo tribunal rechazó ese recurso por el cual el Municipio apuntaba a desestimar de alguna forma la sentencia definitiva.

Pasó más de un año desde que la Corte de Justicia le ordenó al intendente de Recreo, Luis Polti, que reintegre a los trabajadores que cesanteó al ingresar en la gestión. Durante ese tiempo hubo movilizaciones y presentaciones judiciales de parte de ATE reclamando por la reincorporación de los cesanteados.

Durante los años que la mantuvieron cesante, Bibiana continuó su carrera en importantes medios de la provincia. “Tuve que reconstruir mi vida como pude. Me trasladé a la Capital, y mi familia se dividió", contó en una entrevista a Catamarca/12.

La semana pasada, luego de varias presentaciones, le informaron que iba a ser reincorporada y debía presentarse a trabajar. "Primero me dijeron que iba a cumplir funciones como Agente de Tránsito, y cuando pregunté acerca de si me darían alguna capacitación porque no conozco la función, me contestaron que no hacía falta", relató. "El Fiscal Municipal de Recreo me informó que no era necesario tomar en cuenta el perfil laboral", señaló.

Cuando llegó este lunes a su puesto laboral en el municipio, su sorpresa fue inmensa. La esperaron con un escobillón y la enviaron a las calles a barrer la ciudad. 

"Lejos de querer subestimar la tarea de quienes cuidan la limpieza de la ciudad, lo que me duele es que conmigo lo que se está haciendo es una clara persecución negándome poder ejercer mi función técnica de periodista”, explicó.

Esta actitud de las autoridades municipales incumple la Ley Nº 3.198, que reconoce los derechos de los trabajadores de prensa en los organismos estatales.

Esta normativa surgió a raíz de la grave persecución política y de otras índoles de las que fueron víctimas los veintitrés (23) periodistas que se desempeñaban en el área de Prensa Oficial, quienes mediante el Decreto Nº 764 del 12/07/91, emitido por la Intervención Federal Gobernante en ese momento, fueron trasladados presupuestariamente a otros Organismos (principalmente hospitales), a desempeñar tareas ajenas a su profesión y socavando de esa manera la dignidad laboral de los trabajadores.

La profesional asegura que existe una persecución sistemática en el municipio: "No soy la única, hay profesores que también fueron apartados y ahora cuando los reincorporaron también los mandaron a barrer las calles. Sé que necesito luchar por mi fuente laboral pero ya esto me quita fuerzas. Tolero y aguanto porque sé que mi fuente laboral es un derecho, pero por tratar de mantenerlo me hacen pasar por esto", lamentó.

Publicar un comentario

Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. PACLINYA.COM se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Artículo Anterior Artículo Siguiente