Arturo Umberto Illia, ejemplo de honestidad y rectitud

✍️ Por: Leandro Barrionuevo.


El 18 de enero de 1983 en la ciudad de Córdoba, se apagaba la vida de un hombre que demostró que la política, la eficiencia y la honestidad pueden ser sinónimos, ese día fallecía Arturo Umberto Illia. 

Había nacido el 4 de agosto de 1900, en Pergamino, Buenos Aires, hijo de inmigrantes Italianos, cursó estudios en las Escuelas Provincial Nº 18 y Normal Mixta de Pergamino. El secundario lo cursó como pupilo en el Colegio Pío IX de Buenos Aires. En 1918 comenzó sus estudios de medicina en la Universidad de Buenos Aires, en 1923 ingresó como practicante al Hospital San Juan de Dios de la ciudad de La Plata, graduándose en el año 1927. Al año siguiente tuvo una entrevista con el entonces Presidente de la Nación, Dr. Hipólito Yrigoyen, para ofrecer sus servicios como médico. Este le propuso trasladarse por el interior, fue entonces que Arturo se instaló en Cruz del Eje, Córdoba, a partir de 1929. Por su tarea denodada y desinteresada lo llamaban "El Apóstol de los pobres", paralelamente inicia su actividad política para transformar desde el poder; fue senador provincial, vice gobernador y diputado nacional hasta 1952. 

Médico de profesión, Arturo Umberto Illia terminó convertido en político por vocación de servicio. 



"Cruz del Eje no hizo más que fortalecer su vocación profesional y sus convicciones políticas. Como médico, se ganó el mote de Apóstol de los Pobres, porque atendía a todos sin mirar su condición social".


La llamada revolución Libertadora derrocó a Perón y proscribió su movimiento, La Unión Cívica Radical se dividió en cuanto a su postura. A casi cuatro años de su mandato el presidente Radical Intransigente Arturo Frondizi, habilitó la participación del peronismo en las elecciones, por ello fue derrocado. El presidente provisional José María Guido, intervino las provincias; decretó el receso por tiempo indeterminado del Congreso Nacional y llamó a nuevas elecciones con el Peronismo nuevamente prohibido. Con el radicalismo dividido, Illia se convirtió en 1963 en la opción de Ricardo Balbín para competir en las elecciones presidenciales de julio de ese año, que, finalmente, ganó como candidato de la Unión Cívica Radical del Pueblo (UCRP).


Arturo Umberto Illia ganó las elecciones en 1963 con escaso caudal de votos, ya que los peronistas votaron en blanco. 

Asumió el poder el 12 de octubre, el primer acto de gobierno fue legalizar nuevamente al peronismo, aquí illia mostró con claridad su convicción democrática al levantar la proscripción que pesaba sobre el peronismo, a ello le siguieron transformaciones inimaginables en la Argentina de los años 60. Adelantado a su tiempo, refundó YPF, rompió los contratos petroleros usureros, promulgó la Ley del salario mínimo, vital y móvil, sanciono la Ley de abastecimiento, la Ley de hacienda de protección del ganado y la Ley Oñativia de medicamentos, con fuerte control de costos, por último elevó el presupuesto de educación al mayor de la historia Argentina, un 23%.

Arturo Illia asumió la presidencia el 12 de octubre de 1963.


Su ambigua relación con el justicialismo lo llevó a tomar una decisión injusta al cerrarle la frontera al avión que traía a Perón de regreso al país. Las corporaciones económicas y los altos mandos militares apoyados por la prensa opositora al gobierno se unieron para desestabilizarlo. Illia fue derrocado el 28 de Junio de 1966, no sin antes resistir en la casa Rosada, solo aceptó salir ante la amenaza sobre la vida de civiles. Arturo Umberto Illia fue un hombre de firmes convicciones un ejemplo de honestidad y rectitud, nunca utilizó su influencia a su favor, rechazó cobrar la jubilación de privilegio de Presidente y volvió a su pueblo para seguir dedicándose a la medicina.

Ocupó la casa rosada entre 1963 y 1966, y fue derrocado por el general Onganía.


Falleció en Córdoba el 18 de Enero de 1983 y sus restos descansan en el Panteón a los caídos en la Revolución de 1890 (conocido popularmente como Panteón Radical), del Cementerio de la Recoleta. En ese mausoleo, además de Illia, descansan Leandro N. Alem, Hipólito Yrigoyen y Elpidio González, entre otros dirigentes de la Unión Cívica Radical.

Se cuenta que en cierta oportunidad le preguntaron si era difícil gobernar y él contestó. “No. Es muy fácil. Solo hay que ser honrado y cumplir con la Constitución”. Así era Arturo Umberto Illia.



0 Comentarios

Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. PACLINYA.COM se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Publicar un comentario

Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. PACLINYA.COM se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

PUBLICAR UN COMENTARIO (0)

Artículo Anterior Artículo Siguiente