Familias de La Higuera denuncian abandono por parte de las autoridades



En diálogo con un medio radial de la provincia, una vecina de esa localidad dijo que “desde hace años beben y cocinan con el agua turbia que recogen de una acequia”. Se trata de 5 familias de escasos recursos que viven en condiciones muy precarias abandonados a su suerte en la zona de alta de La Higuera en el Departamento Paclín que constantemente sufren aislamientos por las crecidas del Río y el mal estado de los caminos.

“Hace poco tuvimos que sacar a una persona a las seis de la tarde de su casa sentado en una silla porque estaba muy mal y la ambulancia no quería entrar y no había cómo sacarla. Tuvimos que sentarlo en una silla para poder trasladarlo, llegamos a la ruta cerca de las 10 de la noche alumbrándonos con linterna” relató Rita Arroyo vecina del lugar.

“El delegado es nacido y criado ahí, pero a él no le interesa nada. El intendente va y lo llena de cosas pero él no se las entrega a la gente. El ante año pasado cuando llovió mucho y creció el río no conseguimos ni un pedazo de nilón para poner en los techos. Esta situación da mucha bronca e impotencia. El otro día hicimos un reclamo también por la radio y el intendente salió a decir que todo estaba bien, que el siempre anda y que no hay ningún problema. La verdad que yo no sé por dónde sabrá andar él a dónde sabrá mirar o si sabrá mandar a alguien pero nadie viene por acá. Hace poco los vecinos tuvieron que pagar a una empresa privada para que vaya 3 horas a arreglar el camino porque nunca conseguimos nada con estos sin vergüenzas. Los empleados municipales hacen lo que quieren, trabajan en sus casas jamás los van a ver limpiando o hachando un yuyo. Yo quisiera que algún día vaya alguien con autoridad y los mande a limpiar y a arreglar los caminos para el alto que esa parte esta re olvidada” denunció.

La mujer contó emocionada que sus padres "murieron esperando que algún día tengamos agua potable, y nunca han conseguido nada. Actualmente, tomamos y cocinamos con el agua que levantamos de una acequia que por la lluvia va llena de barro. El intendente nos dijo una vez que abandonemos esto y que nos vayamos a vivir a otra lugar pero uno ya tiene la vida hecha ahí, ojala sean sus ranchos pero la gente no lo quiere dejar, además la obligación de ellos es ir y darles una solución”.

Por último, les pidió a las autoridades que se tomen en serio el reclamo ya que en este lugar vive gente que tiene más de 80 años y que por el mal estado de los caminos no puede salir ni siquiera para buscar un pan o para avisar si está enferma.


Publicar un comentario

0 Comentarios