El uso de perfiles falsos se generalizó durante la última campaña electoral

Me gusta
Me gusta Amor Jaja Wow Triste Enojado
864
El lado oscuro de las redes sociales: Los perfiles falsos creados en Facebook buscan favorecer o dañar la imagen de una persona ¿Quién está detrás de las campañas difamatorias en las redes sociales?
Una investigación realizada por este medio, descubrió la existencia de más de 50 perfiles falsos en las redes sociales usados para influir en las elecciones en la carrera por la intendencia. Se trata de una estrategia usada por los políticos para manipular a la ciudadanía, aunque no existen pruebas que los vinculen, se sabe que estos recurren a estas prácticas para atacar al adversario y sembrar noticias falsas.
Las redes sociales son una de las opciones de comunicación preferidas por la gente. Permiten una comunicación instantánea, una mayor relación con familiares y amigos, nuevas oportunidades laborales, permitiendo compartir información y conocimiento entre los usuarios. Sin embargo, también tienen su lado oscuro siendo aprovechado para fines maliciosos y delictivos.
El tema de los perfiles falsos no es una cuestión menor. En los últimos tiempos hubo varias presentaciones judiciales de distintos vecinos de la localidad que se vieron afectados por publicaciones en la red social Facebook, por autores desconocidos por considerar que afectan su moral.
Durante las últimas elecciones hubo acusaciones cruzadas sobre el uso de perfiles falsos (trolls) en campañas difamatorias supuestamente pagados con fondos públicos. Una investigación reciente realizada por este medio, descubrió la existencia de más de 50 perfiles falsos en Facebook usados para influir en las elecciones en la carrera por la intendencia. Las campañas mediáticas que proliferaron en los últimos meses tenían un claro objetivo: aprovechar un escenario de incertidumbre social para obtener un rédito político a través del impacto que generan en la sociedad.

 

Suplantación de identidad
La mayoría de las cuentas falsas encontradas, incluyen una foto de perfil robada y un nombre inventado. A través de distintas publicaciones tratan de simular una rutina diaria y mantienen una participación activa especialmente en debates sociales, aportando «like» y comentarios de apoyó o generando polémica con acusaciones manchando la reputación de una persona con la intención de influir en la opinión pública.

 

Noticias Relacionadas